EL CIVISMO Y LA CONDUCCIÓN DE VEHÍCULOS.EL PERMISO DE CONDUCIR

EL CIVISME I LA CONDUCCIÓ DE VEHICLES. EL PERMÍS DE CONDUIR

La calle también es un espacio de circulación de vehículos y esta actividad debe respetar no solo a los otros vehículos, sino también a los viandantes.

El respeto por los otros conductores y por los viandantes pasa por responsabilizarnos del cumplimiento de las normas de circulación y de seguridad viaria y, por tanto, para conocerlas.

Con el objeto de garantizar la aptitud de los conductores para manejar vehículos de motor y ciclomotores (ciclomotors) debemos obtener previamente la autorización administrativa correspondiente, el llamado permiso de conducir (permís de conduir). El conductor lo debe llevar siempre y debe ser válido y estar vigente. Para obtener el permiso español de conducir se necesitan los requisitos siguientes:

  • Ser mayor de 18 años (o de 16 años para la licencia de ciclomotor). Para determinados carnés profesionales (camiones, autocares...) hay que tener 21 años.

  • Disponer de DNI, NIE o pasaporte.

  • Tener autorización de residencia o autorización de estancia por estudios.

  • No estar privado por resolución judicial del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores, ni estar sometido a suspensión o intervención del permiso que se posea.

  • Reunir las aptitudes psicofísicas requeridas según el tipo de permiso que solicitemos. Por eso, es necesario un informe de aptitud psicofísica (informe d'aptitud psicofísica) expedido por un centro de reconocimiento de conductores autorizado (centre de reconeixement de conductors autoritzat) de la provincia donde se solicite el trámite, junto con una fotografía actualizada del solicitante.

  • Ser declarado apto por la Prefectura Provincial o Local de Tráfico (Prefectura Provincial o Local de Trànsit) en las pruebas teóricas y prácticas, según el tipo de permiso solicitado. Debemos efectuar unas pruebas teóricas y prácticas en las que es necesario que demostremos el conocimiento del código y de las normas de circulación, seguridad vial y conocimientos de mecánica.

Es aconsejable que nos inscribamos en una autoescuela (autoescola), donde nos ayudarán e informarán sobre los trámites para obtener el carné de conducir español y nos prepararán para poder examinarnos. También nos informarán de los diferentes tipos de permisos de conducir.

La web de la Dirección General de Tráfico dispone de unos cuestionarios de tipo test (ciclomotor, motocicletas, examen de conducir) para ayudar a conocer y prepararse las pruebas teóricas para obtener el permiso de conducir.
http://www.dgt.es/portal/es/formacion_educacion/tests_examenes/


Si tenemos el permiso de conducir de nuestro país de origen...

Por lo que se refiere al transporte personal y al uso de vehículo propio, se reconocen los permisos de conducir del Espacio Económico Europeo: la Unión Europea, Noruega, Islandia y Liechtenstein, siempre teniendo presente que la edad requerida para la conducción corresponderá a la exigida para obtener el permiso español equivalente.

Asimismo, el Estado español ha firmado acuerdos bilaterales de convalidación con ciertos países: Andorra, Suiza, Corea del Sur, Japón, Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Marruecos, Argelia, Chile, Venezuela y Croacia.

Las personas provenientes de estos países tenemos seis meses, a partir de la formalización de la autorización de residencia (autorització de residència), para ir a la Prefectura Provincial de Tráfico a inscribirnos en el Registro de Conductores y validar nuestro carné de conducir.

Para la convalidación de permisos profesionales de Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Marruecos, Chile, Venezuela y Croacia, se exigirá la realización de pruebas adicionales que dependerán de los países de origen.

Para la convalidación de los permisos de Marruecos, Argelia, Chile, Venezuela y Croacia, se deberá consultar la información específica referente a estos países.

Para hacer la convalidación del permiso de conducir es imprescindible solicitar una cita previa por teléfono al número 060.

Para conocer la lista y los trámites podemos consultar la página web: http://www.dgt.es/portal/es/oficina_virtual/conductores/canje_permisos/


El carné de conducir por puntos

El carné de conducir por puntos es la nueva normativa implantada por la Dirección General de Tráfico. Es un sistema que pretende premiar a los buenos conductores y castigar a los que incumplen la normativa. Se basa en un sistema de puntos que, según la infracción cometida, va restando, de manera que puede comportar la retirada del carné.

De manera resumida, todos los conductores tienen 12 puntos, excepto los noveles (menos de 3 años de experiencia), que tienen 8 puntos. Por ejemplo, por infracciones graves (conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, conducción temeraria, etc.) nos pueden descontar 6 puntos. Hay 4 categorías de infracciones que descuentan 6, 4, 3 o 2 puntos, más una multa económica. Si perdemos todos los puntos, la primera vez nos retirarán el carné durante 6 meses y durante 12 meses las siguientes veces. Para recuperar los puntos se hacen cursos de sensibilización y reeducación vial.


Medio ambiente y conducción

Los vehículos de motor son el factor más contaminante del medio ambiente. Mediante una conducción económica y responsable podemos minimizar el impacto medioambiental. Algunas de las medidas que podemos adoptar son las siguientes:

Una conducción económica es aquella que no supera los 80 km/h, ya que a partir de esta velocidad el consumo de combustible se incrementa hasta el doble. La conducción económica no solo afecta al consumo de carburante, sino también al desgaste de otras piezas del vehículo, que deben ser cambiadas con más frecuencia: frenos, neumáticos, aceites del motor, etc. No solo ahorraremos, sino que ganaremos en seguridad.

Si tenemos que estar algún rato parados, es mejor apagar el motor, ya que así evitaremos la emisión de gases a la atmósfera.

También podemos disminuir el consumo de carburante no llevando equipaje encima del vehículo y cerrando las ventanas.


Las bicicletas

Cada vez más ciudadanos utilizan las bicicletas como medio de transporte ciudadano. Además de ser un medio ecológico, se ahorra tiempo en los desplazamientos. Muchos municipios disponen de carriles bici para facilitar la circulación de estos vehículos, y facilitar la convivencia con el resto de vehículos, y también con los viandantes.

Con el objetivo de garantizar la seguridad, los municipios tienen una ordenanza que regula la utilización de la bicicleta en la vía pública. Algunos de los aspectos más importantes son: respeto por el carril bici por parte de otros conductores, regulación del tráfico de bicicletas por encima de las aceras, preferencia de paso para viandantes, aparcamientos específicos para bicicletas, etc.


Civismo y seguridad vial

Con el objetivo de reducir al máximo las situaciones de riesgo y las graves consecuencias de los accidentes de tráfico, hay una serie de aspectos sobre la seguridad que es responsabilidad de todos cumplir:

Se prohíbe la utilización de teléfonos móviles durante la conducción, así como la utilización de auriculares o instrumentos similares.

No se puede conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas.

No se puede conducir con exceso de velocidad ni de manera temeraria.

Las pantallas con imágenes también están prohibidas, pantallas con acceso a Internet, monitores de TV, vídeo o similares. Están permitidos los dispositivos GPS.

La radio y el móvil deben estar apagados cuando ponemos carburante.

La velocidad máxima se limita a 120 km/h por autopista y autovía para turismos y motocicletas.

Hay que disminuir la velocidad cuando nos acercamos a bicicletas y, si es necesario, pararse.

Los conductores deben pararse delante de una señal de STOP o “ceda el paso”, aunque la señal solo sea horizontal (pintada en la carretera).

Es obligatorio el uso de cinturones de seguridad para todos los ocupantes del vehículo.

Los niños de hasta los 12 años y con menos de 1,5 m de altura deben utilizar siempre un sistema de sujeción homologado (sillitas infantiles) en función de su peso y talla.

También es obligatorio el uso del chaleco reflectante de alta visibilidad homologada cuando el conductor salga del vehículo y ocupe la carretera o el bordillo.

Queda prohibido el tráfico de viandantes por las autopistas y autovías.


Prevenir los accidentes es responsabilidad de todos, ya que muchas víctimas de accidentes se podrían evitar cumpliendo unas mínimas normas de seguridad.