LAS INFRACCIONES Y SANCIONES

LES INFRACCIONS I SANCIONS

La Ley de extranjería establece una serie de infracciones que podemos cometer los ciudadanos extranjeros o españoles y que pueden comportar la imposición de sanciones administrativas graduadas en función de la gravedad de las infracciones cometidas. Las sanciones que nos pueden imponer son: la multa (multa) y la expulsión (expulsió) entre otras.

LAS MULTAS se pueden imponer tanto a los infractores nacionales como a los extranjeros, pero en el caso de que los infractores seamos extranjeros se puede sustituir la sanción de multa por la de expulsión. En ningún caso nos pueden imponer conjuntamente multa y expulsión.

LA EXPULSIÓN solo está prevista cuando se hayan cometido infracciones graves o muy graves y cuando los infractores sean extranjeros; el acuerdo de expulsión implica la extinción de cualquier autorización para permanecer en España y la aplicación de una prohibición de entrada (prohibició d'entrada) que no excederá de los 5 años (excepcionalmente hasta 10 años si el extranjero supone una amenaza para el orden o la seguridad pública) en el territorio de los Estados parte del Territorio Schengen. Durante el trámite del procedimiento de expulsión nos pueden aplicar medidas cautelares (mesures cautelars) como el internamiento del extranjero, la presentación periódica ante las autoridades o la retirada del pasaporte, entre otras medidas.

La ejecución de la expulsión puede suspenderse cuando el extranjero pida asilo o cuando se trate de mujeres embarazadas y la expulsión pudiera comportar un riesgo para la vida o la salud de la madre. Determinados grupos de extranjeros no podemos ser expulsados debido a nuestros vínculos personales o familiares con España; es el caso de los extranjeros que tenemos residencia de larga duración o bien los extranjeros que hubiéramos sido españoles de origen y hubiéramos perdido esa condición. Durante este procedimiento los extranjeros tenemos derecho a solicitar asistencia jurídica, que será gratuita en caso de no disponer de recursos económicos, e intérprete, también gratuito si fuera necesario, en caso de no comprender o hablar la lengua oficial que se utilice.

Cabe diferenciar la expulsión de la devolución de los extranjeros (devolució dels estrangers). La devolución se aplica cuando los extranjeros entramos en territorio español de manera ilegal (por lugares no habilitados) o cuando entramos vulnerando una prohibición de entrada impuesta anteriormente. Por este procedimiento también tenemos derecho a la asistencia jurídica gratuita y a un intérprete.